Traducimos la cosmética (I): Sodium laureth sulfate y tensioactivos

Las etiquetas de nuestros cosméticos están llenas de cosas que a veces suenan a chino, pero no te alarmes porque hoy vamos a traducirlas junt@s. En este primer episodio te voy a hablar de un componente polémico, no tanto como los parabenos, pero también bastante comentado. Se trata del lauril éter sulfato de sodio, más conocido como “sodium laureth sulfate” y por su abreviatura SLES. Este producto lo encontramos sobre todo en productos de higiene personal y actúa como tensioactivo (también llamado surfactante). Vale, pero esto, ¿qué significa?

 

tensioactivos cosmética

¿Qué son los tensioactivos (surfactantes)?

Sin entrar en detalles técnicos que te aburran, los tensioactivos son partículas formadas por dos partes, una que adora el agua (hidrófila) y otra región grasa (hidrófoba) que adora a sus semejantes (más partículas de grasa), pero el agua no puede ni verla. Llevando esto al terreno del lauril éter sulfato de sodio , el “lauril” es la parte grasa que en su origen procede del aceite de coco, y el sulfato la región que siente predilección por el agua.

 

¿Cómo funciona el lauril éter sulfato de sodio y otros tensioactivos?

Al utilizar un cosmético que lleve este componente, como por ejemplo un champú, la parte hidrófila del SELS se une al agua, mientras que la hidrófoba se situará del lado contrario, uniéndose a la grasa o suciedad que encuentre sobre nuestro pelo. Una vez que cada región se ha unido a su socio, se forma un tipo de esfera llamada micela, donde la parte hidrófila queda en el exterior en contacto con el agua, y la parte lipófila se esconde hacia el interior con la grasa que haya encontrado en su camino. Así cuando nos frotemos el pelo, estas micelas se despegan del cabello y desaparecen junto al agua por el desagüe.

micelas tensioactivos jabón cosmética

¿Qué papel juega el lauril éter sulfato de sodio en los cosméticos?

El SELS es muy utilizado en la cosmética por su gran capacidad limpiadora y espumante . Existen muchos otros tensioactivos, aunque este es de los más comunes debido a su gran efectividad y precio económico.

 ¿Por qué es tan polémico el lauril éter sulfato de sodio?

Por un lado, el SLES pertenece a un grupo de tensioactivos (tensioactivos aniónicos) que puede resultar irritante para nuestra piel. Con el fin de evitar dicha irritación, existen unos márgenes de seguridad establecidos, donde el SLES es inofensivo.

Por otra parte, la fabricación de dicho compuesto conlleva la formación paralela de 1,4-dioxano, una molécula considerada como cancerígena según el Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer. Aunque posteriormente la industria siga una serie de tratamientos para eliminarlo, nosotros como consumidores no tenemos manera de saber si el SLES está libre al 100% de dicho compuesto o no. He ahí el miedo.

Todo esto no quiere decir que tengamos que eliminar automáticamente estos productos de nuestro cuarto de baño, todo depende de la dosis y del tiempo de exposición. Pero si te preocupan los posibles efectos que puede provocar, puedes buscar productos de marcas que no contengan SELS. Suelen ser marcas denominadas “naturales”, elaboradas sin productos químicos, pero yo que tú me llevaba una lupa y leía bien la etiqueta, por si acaso…

Y tú, ¿qué opinas del SLES? ¿Tienes muchos productos en casa que lo llevan? ¿O eres de l@s de marcas naturales?

Referencias: 
1.Parra JL, Pons L. Ciencia cosmética. Bases fisiológicas y criterios prácticos. Madrid: Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, 1995; 473-89.
2. The campaign for the safe cosmetics