problemas salud emprendedores

 

Ay la soledad del emprendedor…!

Ya no es solo que no comprendan tu forma de trabajar o respeten tu ritmo de trabajo sino que mucha gente piensa que como no haces ningún esfuerzo físico, estás en plena forma, y nada más lejos de la realidad.

Está claro que tu trabajo nada tiene que ver con otras profesiones que requieran un duro esfuerzo físico, pero precisamente por moverte poco también tienes más riesgo de padecer otro tipo de problemas de salud.

¿Quieres ver si tu problema de salud es uno de los más comunes en el caso de los emprendedores? Vamos allá:

Dolor de espalda y cervicales

Déjame que adivine: desde que empezaste tu proyecto no paras de tener más y más ideas en tu cabeza, y como trabajas en lo que te apasiona quieres avanzar lo más rápido posible.

Así que te pasas muchas horas sentada delante del ordenador y así viene el dolor de espalda. El dolor de espalda es uno de los problemas más frecuentes de baja laboral. Mucha gente sufre este tipo de dolor y no se da cuenta de que puede traer como consecuencia:

El mantenerte mucho tiempo en la misma posición los músculos se acaban cargando, se genera mucha tensión en ellos y es cuando viene el dolor de espalda.

Además seguro que no estás sentado como debes. Puede que para leer esto tranquilamente te hayas echado hacia atrás, pero lo más seguro es que te pasas  la mayor parte del día con la espalda inclinada hacia delante para ver mejor la pantalla del ordenador. Muchas veces la concentración en tus tareas es la que te hace por defecto coger esa postura, pero sin duda, hay que corregirla. Cuando te agachas a coger algún objeto, es otra postura que también debes corregir, agáchate doblando las rodillas, y no la espalda.

Pero existe un problema añadido. Si tu peso está por encima de lo que debiera, y no hablo de dos o tres kilos de más, sino de un sobrepeso de más nivel, todo él se centrará en tu columna vertebral, haciendo que toda la estructura de tu espalda cargue con ese peso mucho más y a partir de ahí empezamos con dolores de ciática y posibles hernias discales.

 

Dolor de cabeza

Estar tanto tiempo con la vista fija en el ordenador puede provocar lo que se llama cefalea tensional. Es esa que va apareciendo poco a poco y cuando te quieres dar cuenta parece que tienes a Manolo el del bombo dentro de tu cabeza aporreando.

Lo más evidente es que te pasas trabajando la vista mucho tiempo, y esa tensión, al igual que la espalda, tu vista y en consecuencia tu cabeza, la sufre. También existe la opción que te pones muy cerca de la pantalla (claro, si has inclinado la espalda hacia el ordenador seguro que existe muy poca distancia entre tu cara y la pantalla) por lo que evidentemente te acaba haciendo daño. Otra opción es que realmente tengas algún problema de visión y necesites la ayuda extra de unas gafas para no forzar tanto la vista.

Estrés

Aquí estamos el 99,99% de los emprendedores, el 0.01% restante es alguien que emprende teniendo ya un colchón económico para el resto de su vida y no le preocupa en absoluto lo que puede pasar con su negocio, está claro.

Sea cual sea la etapa en que se encuentra tu negocio, te encuentras estresado:

¿estás empezando?: no sabes qué hosting contratar, te estresa no saber qué plantilla vas a usar para tu web, o qué gestor de correo vas a utilizar…

¿Ya tienes tu web montada? Ahora te preocupa redactar todos tus posts a tiempo, hacer networking todo el día para darte a conocer y poder llegar a las altas esferas de tu sector online para que te dejen hacer un guest post en su blog…

¿Ya tienes visibilidad y quieres empezar a vender? Te angustia pensar cómo crear el infoproducto perfecto para tus posibles clientes y buscas como loco información sobre los dichosos embudos de venta para implementarlos lo antes posible, por no hablar de los bots que seguro también quieres instalar, aunque todavía no sabes muy bien para qué sirven

¿Ya vas teniendo ganancias que reflejan el esfuerzo invertido hasta ahora? Pues fijo que ya estás pensando en automatizar y te estás apuntando a webinars y cursos para hacerlo lo mejor posible, además de pensar en contratar un asistente virtual que te ayude con las tareas que más te cuestan o que menos te agradan…

Insomnio

¿Lo ves? Sea cual sea la etapa en la que te encuentras, el emprendimiento es sinónimo de incertidumbre y por lo general, tu vida va ligada es estrés… Por eso hay una pregunta que se reduce a toda etapa en que te encuentres:

¿Saldrá bien?

Esa incertidumbre es la que en ocasiones por las noches no te deja dormir y te quedas en la cama pensando cómo vas a hacer la tarea que no te ha salido durante el día, o cómo arreglar ese nuevo problema que te ha surgido. Pensar y pensar en la cama significa dar vueltas que por lo general te acaban poniendo más nervioso, y entramos en la espiral de como no me duermo me pongo nervioso, y como me pongo nervioso no me duermo…

Puede que tu caso sea de acostarte y pensar un rato en lo que pasa y te quedes dormido pensando en eso, pero si eres de los que tu cuerpo ya está predispuesto al insomnio, con todo esto le darás más rienda suelta para que aparezca. Cualquier fuente de conflictos emocionales es alimentar al ogro…

El hecho de no descansar bien también hará que estés más irascible, por lo que al menor contratiempo que te ocurra ya estarás nerviosa y tú misma provocarás que tu jornada laboral, ya sea de 6 horas continuas, o de hora y media “a trompicones” sea de mucha peor calidad.

 

 Sobrepeso

Volvamos al punto número uno. Te pasas muchas horas sentada delante del ordenador, lo que implica que no sales a hacer deporte. Además, más tiempo delante de la pantalla, se te echa encima la hora de la comida y no has preparado nada, así que comes lo primero que pillas, que suelen ser productos muy ricos en grasas malas y sal…

Pero estando delante de la silla no notas ese problema.

Ahora:

  • ¿caminas un poco deprisa y ya notas que se te va a salir el corazón del pecho?
  • ¿pierdes el autobús o el metro y en vez de correr piensas: imposible, ya vendrá otro…?
  • ¿te cuesta todo un esfuerzo agacharte a coger algo del suelo (tanto con una buena como con una lama postura?
  • hay aspectos de tu vida personal que se han visto afectados porque no puedes hacer ciertas cosas: sentarte en el suelo, etc?

Si has respondido sí aunque sea en una ocasión creo que realmente tienes un problema.

Además como te decía antes el sobrepeso suele estar ligado a otras situaciones más serios como hernias discales,  diabetes o problemas cardiovasculares. Todo esto puede hacer que tu calidad de vida empeore, ya que no disfrutarás igual de tu trabajo y familia, y además, pondrán tu salud en riesgo.

Estos son solo los más representativos de los problemas de salud que puedes encontrarte ligados al emprendimiento, ahora, ¿cómo arreglarlos?

¿Cómo puedo encontrar solución a estos problemas de salud para emprendedores?

Déjame decirte una cosa: en mayor o menor medida, he pasado por casi todos los problemas que te he contado.

No son estadísticas, es mi propia experiencia.

Por eso sé bien de lo que hablo y he decidido dar un vuelco a Mi Boticaria, creando varias secciones donde podrás encontrar solución a todos los problemas de los que hemos hablado.

En “Echa a tu dolor” encontrarás ya consejos que pueden ayudarte para aliviar tu dolor de espalda o mejorar el estado de tu cabeza. Ya irás viendo lo próximo que te traeré…

Enbienestar emocional” encontrarás diferentes ideas para aliviar el estrés, el insomnio, e incluso tips para reducir esa inquietud y ese nerviosismo que no te permiten avanzar tranquila en tu día a día.

En “Nutrición y sobrepeso” te mostraré consejos de alimentación saludable, por qué es importante una dieta equilibrada o cuantas calorías debería tener tu dieta diaria (eso sí, con buenos alimentos, no me vale que ocupes todas las calorías del día con rosquillas, croquetas y derivados…).

Si eres de soluciones más rápidas también puedes ver productos que existen en el mercado para adelgazar, pero te advierto que si los usas, al final volverás a la opción de alimentarte bien…

Espero que encuentres la solución a tus problemas en estos apartados. Pero si  navegando por las diferentes secciones no encuentras lo que a ti te incumbe házmelo saber escribiéndome a contacto@anamiboticaria.com y le pondremos solución enseguida.

 

Imagen: Freepik

¿Cuáles son los principales problemas de salud de los emprendedores?
Etiquetado en: