ibuprofeno o paracetamol

 

Tras pasar muchas horas delante del ordenador es muy habitual recurrir indistintamente a medicamentos como el ibuprofeno o paracetamol  para calmar un dolor de cabeza, incluso podemos encontrarnos conversaciones del tipo: “a mí me hace más efecto el ibuprofeno que el paracetamol – claro, porque el ibuprofeno es más fuerte”. Estas ideas no son del todo ciertas, vamos a ver el motivo.

Ibuprofeno y paracetamol: los AINES hermanos contra el dolor

Tanto el paracetamol como el ibuprofeno pertenecen a un grupo de medicamentos llamados antiinflamatorios no esteroideos (AINES):

  • “antiinflamatorios” por la acción que ejercen, aunque en el caso del paracetamol no sea cierto, pero se incluye aquí al tener muchas características comunes con el resto de AINES.
  • “no esteroideos” se refiere a que su estructura química no es la de un esteroide (a diferencia por ejemplo de los corticoides). En este grupo de los AINES se engloban muchos medicamentos, entre ellos el más conocido es el ácido acetilsalicílico (Aspirina®) y todos los que acaban en – profeno o -fenaco.

¿Cómo actúan los AINES en general?

Los AINES bloquean una proteína llamada ciclooxigenasa (COX) que se encarga de fabricar prostaglandinas, unas moléculas que tienen funciones tan variadas como provocar una inflamación o protegernos el estómago de los ácidos que allí se producen.

¿Qué acción tiene en concreto el ibuprofeno y el paracetamol?

Todos los AINES tienen acción analgésica (calman el dolor) y antipirética (bajan la fiebre). La diferencia viene por su poder antiinflamatorio, el cual posee el ibuprofeno (entre muchos otros) pero no el paracetamol. El ibuprofeno al bloquear la COX disminuye la inflamación, pero también disminuye la protección existente en nuestro estómago contra los ácidos allí presentes. Es por eso que una ingesta prolongada de este medicamento puede provocar problemas estomacales como úlceras o incluso hemorragias digestivas.
Por eso para prevenir estas reacciones, siempre es aconsejable no tomar este medicamento durante largos períodos de tiempo, y siempre que lo hagamos, acompañarlo de algún alimento. En caso de que se necesite durante más tiempo, se puede recurrir simultáneamente a otros medicamentos que nos protejan el estómago.

Sin embargo, como el paracetamol carece de acción antiinflamatoria, puede calmarnos el dolor o la fiebre sin afectar a nuestro estómago, ya que continuará debidamente protegido. Eso sí, si el dolor viene provocado por una inflamación de poco nos servirá tomarlo. Ojo que el paracetamol tampoco es un santo, en casos crónicos y a altas dosis también se pueden dar problemas hepáticos.

Por eso antes una conversación donde oímos “es que el ibuprofeno es más fuerte”, es falso, si hace más efecto puede ser entre otras cosas, porque el dolor que tenemos es de carácter inflamatorio y lo calma, cosa que el paracetamol no puede hacer.

¿Qué me tomo entonces, ibuprofeno o paracetamol?

El ibuprofeno puede ser a la larga fuente de problemas estomacales, por lo que si no se trata de un dolor de origen inflamatorio (vamos, que sea un simple dolor de cabeza, por grande que sea), con un paracetamol de 650mg te servirá. Para casos de dolores más agudos puedes recurrir al de 1000mg, pero no recurras a él desde el principio si realmente no es ncesesario.

Para dolores articulares que suelen provenir de una inflamación recurre mejor al ibuprofeno o a sus derivados en pomadas como el Voltadol, Voltarén o Flogoprofén. ¿Sabías que existe ibuprofeno de 400mg además del de 600mg? Para dolores pequeños la eficacia es muy similiar y tu estómago lo agradecerá…

Pero recuerda:

  • el ibuprofeno está totalmente desaconsejado en personas con problemas circulatorios o digestivos
  • y el paracetamol en caso de alteraciones hepáticas,

por lo que si padeces una de estas enfermedades o cualquier otro problema de salud y necesitas recurrir a un AINES, consulta siempre a tu médico o farmacéutico de confianza, ya que aunque estos medicamentos parezcan inofensivos por ser tan corrientes hay casos en que no se pueden usar indistintamente.

 

Imagen: Modificada de Freepik

¿Paracetamol o ibuprofeno?
Opt In Image
Muévete más mientras trabajas y en los descansos para reducir tu dolor de espalda

Información básica sobre Protección de Datos

Estos datos de carácter personal que me proporciones serán tratados por Ana García Pérez (¡presente!). Finalidad: Gestionar el alta de esta suscripción, enviarte mis nuevos contenidos gratuitos periódicamente así como proponerte mis productos digitales o servicios que considere pueden serte útiles.Legitimación: A través de tu consentimiento.Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp.Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, lim itación y suprimir tus datos.Puedes consultar toda esta información más detallada en mi política de privacidad.

Etiquetado en: