#1 ¿Qué es la insulina y cómo funciona?

La insulina es una hormona producida por el páncreas,  la cual facilita que los órganos capten glucosa para realizar sus funciones y en consecuencia, consigue bajar el nivel de glucosa en sangre (también llamado glucemia).

#2 ¿Qué relación tiene la insulina con la diabetes?

En la diabetes tipo 1, el páncreas no produce insulina por lo que necesita de un aporte externo para controlar la glucemia.

En la diabetes tipo 2 o Diabetes Mellitus sí existe insulina, pero en muy pequeñas cantidades y además el hígado es insensible a esta, por lo que la glucosa no será captada por el hígado y seguirá en el torrente sanguíneo.  Normalmente la diabetes tipo 2  se controla con una dieta baja en carbohidratos y ejercicio, pero en el caso de que esto no se consiga es cuando se empieza con la administración de medicamentos en comprimidos, los llamados antidiabéticos orales como la metformina, y si no es aún suficiente, se pasa a la insulina.

 

#3 ¿Por qué debe “pincharse” la insulina?

El tiempo de vida de la insulina una vez llega a sangre es de unos diez minutos. Para conseguir que dure más tiempo y que controle mejor la glucemia, se hacen pequeñas modificaciones en la molécula de la insulina, obteniendo así análogos de esta que se van liberando progresivamente a sangre desde el lugar donde ha sido administrada.

#4 ¿Qué es la insulina rápida y lenta?

La insulina rápida es como su nombre indica, aquella que ejerce un efecto rápido una vez administrada, baja rápidamente los niveles de glucosa pero también desaparece más rápido. Lispro (Humalog®), Aspart (Novo-Rapid®) y glulisina (Apidra®) son las tres insulinas rápidas que puedes encontrar. Como dura muy poquito tiempo una vez que se ha administrado, debe hacerse justo antes de comer para poder prolongar un poquito más su efecto. Su objetivo es el de evitar el gran pico de glucosa en sangre que se produce justo mientras estamos comiendo y al terminar de comer.

 La insulina lenta sin embargo, provoca un descenso más progresivo de la glucosa y perdura más tiempo en el organismo. Las dos insulinas lentas que existen son detemir (Levemir®) y glargina (Lantus®). De esta forma, se mantienen unos niveles de glucemia más estables en el tiempo.

En muchas ocasiones y según las necesidades de cada persona, los médicos pueden prescribir una combinación de insulina rápida y lenta, de forma que se evita una gran subida de glucosa justo en el momento de comer y ayuda a mantener unos niveles normales el resto del tiempo.

insulinas rápidas y lentas
Imagen: Mi Boticaria

#5 ¿Cómo me afecta un mal control de la insulina a corto plazo?

Existen casos de personas que no miden sus niveles de glucemia a diario tal cual les indica su médico, por lo que si no saben qué niveles tienen, ¿cómo van a poder aplicarse correctamente la insulina?

Esto puede hacer que los niveles de glucosa estén más elevados sin darse cuenta, y mucho se habla sobre las consecuencias a largo plazo de una hiperglucemia, pero poco de las consecuencias más inmediatas.

¿Has oído hablar de la cetoacidosis? Sus síntomas más visibles son nauseas o vómitos, aliento con olor a fruta, boca excesivamente seca e incluso dificultades respiratorias.

Esto se produce porque al faltar insulina, el cuerpo no puede captar la glucosa como gasolina para realizar sus actividades, por lo que entonces tendrá que coger otra fuente de combustible, que en este caso serán las grasas. Y dirás qué bien, así quemo grasas, pues no exactamente, el uso de la grasa produce en consecuencia unos productos de desecho llamados cetonas que son tóxicos y, que van a eliminarse por orina. En condiciones normales cuando quemamos grasas estas cetonas se eliminan en orina sin problema, pero en grandes cantidades como ocurre en el caso de una hiperglucemia, nuestros riñones no pueden eliminarla toda, lo que da lugar a los síntomas antes mencionados.

En el caso contrario que haya hipoglucemia, lo síntomas los conocemos mejor, una bajada de glucosa nos ha pasado a casi todos, sintiendo mareo, malestar, dolor de cabeza, cansancio o adormecimiento. Si es ya más acusada como puede ser en el caso de un mal control de la glucemia por nuestra parte, se pueden encontrar también visión borrosa, sudores fríos, palpitaciones o incluso desmayos.

 

#6 ¿Cómo afecta un mal control de la insulina a mi rendimiento?

Por un lado puede que como decíamos antes, no midas correctamente tu glucemia como te indicó tu médico y la dosis de insulina que te administres por lo tanto sea mayor o menor de la que realmente necesitas.

Por otra parte, unos niveles de estrés elevados y prolongados, como pueden ser los que tengas al empezar tu trabajo como emprendedor, o durante alguna etapa de su desarrollo pueden hacer que varíe tu tasa de glucosa en sangre.

Por lo general esa variación es al alza,y si es un aumento muy elevado derivado de ese mal control previo y de factores posteriores como el estrés, puedes empezar a vislumbrar los síntomas de la cetoacidosis, así que mucho cuidado.

Puede que ese descontrol de la glucosa sea a la baja, y evidentemente, el malestar que puede generar cualquiera de los síntomas mencionados en el punto anterior hacen que vayas perdiendo la concentración en tus tareas, y esto irá aumentando según lo hagan la gravedad de los síntomas. Habrá algunos que te permitan seguir trabajando más o menos concentrado y otros que obviamente tendrás que parar y cambiar tus prioridades, en ese momento sois tú y tu salud la prioridad.

Ten en cuenta que nuestro cerebro solo se sirve de glucosa para trabajar, por lo que una hipoglucemia hará que automáticamente te sientas más cansado y con dolor de cabeza y no puedas rendir.

Por eso si eres diabético es muy importante que mantengas un buen control de tu glucemia, ya que los síntomas a corto plazo que su desregulación puede provocarte pasan normalmente inadvertidos y como puedes ver, son algo muy a tener en cuenta.

De todas formas, piensa que si has decidido emprender es para vivir de tus sueños disfrutando del camino, y eso incluye sin estrés y cuidando de tu salud.

6 cosas que deberías saber sobre la insulina y cómo afecta a tu rendimiento
Etiquetado en:            

14 pensamientos en “6 cosas que deberías saber sobre la insulina y cómo afecta a tu rendimiento

  • 22 junio, 2017 a las 10:31
    Enlace permanente

    Muy instructivo este post, mi padre es diabético desde hace muchos años y al leer este articulo he reconocido todos los síntomas que también describes, ya que ha veces no se controla todo lo que se tiene que controlar y cuidar hay que tener mucho cuidado con los efectos de ese descontrol. Por otra parte tengo amigos de mi hijo que son diabéticos desde niños y este articulo se los voy hacer leer.

    Responder
    • 23 junio, 2017 a las 08:58
      Enlace permanente

      Hola Conchita,
      Efectivamente, la diabetes es algo que aunque oigamos hablar de ella a menudo y por eso parezca algo sin peligro no es así y deben tomarse siempre las medidas necesarias para evitar los efectos derivados de esta.
      Haces bien en dárselo a leer, así les ayudará a ser más conscientes de su enfermedad y cuidarse mejor.
      Un abrazo

      Responder
  • 21 junio, 2017 a las 17:34
    Enlace permanente

    Muchas gracias por compartir, en mi familia hay sólo un tipo de diabetes (tipo 2), y me encantaría escuchar más recomendaciones sobre el tema, sobre todo para adultos mayores, ya que mi suegro es quien es diabético. Un abrazo!

    Responder
    • 22 junio, 2017 a las 10:05
      Enlace permanente

      Muchas gracias Mónica, me alegro que te haya gustado.
      Un abrazo

      Responder
  • 16 junio, 2017 a las 19:44
    Enlace permanente

    Hola! Mis abuelos maternos son los dos diabéticos y cada uno tiene un tipo de insulina y un tipo de cuidado diferente. Mientras que a uno le afecta el azúcar alto al otro le afecta la bajada de azúcar 🙁

    Responder
    • 19 junio, 2017 a las 09:55
      Enlace permanente

      Hola,
      el médico de tus abuelos les habrá recetado una insulina diferente según las necesidades de cada uno, que como bien dices, a uno le afecta al alza y al otro a la baja. No te preocupes, siguiendo bien los cuidados que les hayan mandado conseguirán que todo esté bien controlado 🙂
      Un abrazo.

      Responder
    • 19 junio, 2017 a las 09:50
      Enlace permanente

      Hola nubecilla 😉
      Me alegro de que te haya gustado.
      Un beso

      Responder
  • 16 junio, 2017 a las 11:13
    Enlace permanente

    Un artículo más que interesante y gracias al que he podido conocer más de cerca mucho de lo que rodea a las personas que sufren problemas con esta hormona. Gracias por toda la información 🙂

    Responder
    • 19 junio, 2017 a las 09:49
      Enlace permanente

      Hola Mammen,
      Gracias a ti por comentar,es un placer ver que te ha sido útil de esa manera ;).
      Un abrazo

      Responder
  • 16 junio, 2017 a las 09:25
    Enlace permanente

    Interesante y muy completo el post. Mi padre toma una de esas pastillitas y camina muchiiiisimo, por lo que tiene bastante controlado los niveles de azúcar y, de momento no ha tenido que pasar a la insulina, aunque todo apuntaba a que así sería.
    Y aprovecho para hacerte algunas preguntas: ¿el ser diabético es un factor genético? ¿qué síntomas te hacen sospechar una posible enfermedad de éste tipo en edades tempranas? ¿a qué sexo afecta más?
    Muchas gracias

    Responder
    • 19 junio, 2017 a las 09:41
      Enlace permanente

      Hola Carmen,
      Me alegro de que tu padre pueda tenerla controlada sin necesidad de insulina, es un gran avance.
      Sí que existe influencia de la genética para padecer diabetes, sobre todo si los diabéticos son la generación de nuestros padres, pero no es sistemático. Otros factores como padecer sobrepeso, vida sedentaria, fumar o tener la tensión alta pueden inducir el desarrollo de diabetes.
      Los síntomas más característicos son tener mucha hambre, mucha sed y muchas ganas de orinar. También la curación lenta de heridas puede ser un signo, y en casos más avanzados, la visión borrosa,en cuyo caso se debería ir al médico rápidamente.
      En edades tempranas,suele afectar más a los hombres.
      Espero te sea de ayuda.
      Un abrazo!

      Responder

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies