depresión postvacacional madres emprendedoras

 

Para una buena emprendedora que ama su negocio la depresión postvacacional no es tan acusada como en otras situaciones de empleo, pero sí que es cierto que pensar en que se acabó dedicarte solo a tu familia, seres queridos y a tus hobbies no es sencillo.

Vuelves a los papeleos con clientes, proveedores, buscar colaboradores, ganar visibilidad, crear tus cursos, etc. Son cosas que aunque te gusten, el parón de vacaciones hace que te cueste volver a retomarlas. Y según sean tus condiciones puede que lo lleves mejor o peor.

Pensar en la vuelta al trabajo y en la readaptación a los detalles diarios puede provocar diferentes síntomas en nuestro cuerpo, todos ligados al estrés y a la ansiedad de la conocida depresión postvacacional.

Depresión, tristeza, nerviosismo, irritabilidad, desgana ante cualquier actividad, cansancio, e insomnio son algunos de los síntomas más comunes de esta situación. En algunos casos graves puede llegar a provocar casos de ansiedad y trastornos digestivos.

Como no todo es tan sencillo como parece, te muestro algunos consejos desde la vertiente de emprendedora y de mamá, por separado o todo junto, según sea tu caso.

 

Consejos para evitar la depresión postvacacional en emprendedoras

Piensa que te dedicas a lo que te gusta

Tienes la suerte de decir que estás trabajando, ¡y además que trabajas en lo que te gusta! Piénsalo así, puedes volver a ilusionarte pensando en las novedades que vas a introducir en tu negocio o en las estrategias que vas a llevar a cabo para conseguir tus objetivos. No dejas atrás todo lo que te gusta, solo cambias unas cosas por otras.

 Vuelve poquito a poquito

vuelve a tu rutina poco a poco, no intentes hacer todo de golpe.

Plantéate la primera semana tras la vuelta como un entrenamiento. Prográmala para ir aumentando poco a poco tus actividades diarias.

Además organiza los horarios para levantarte cada día media hora antes, no te levantes directamente a tu hora habitual del resto del año. Date una semana para irte reincorporando poco a poco.

Lo mismo para la hora de acostarte y de las comidas, vete retomando cada día un poquito más tus horarios habituales.

Sigue con tus hobbies

Continua haciendo alguna de esas actividades que tanto te gustan y que no están ligadas con tu trabajo. Si por ejemplo eres una artesana que se dedica a vender por internet sus fabricaciones, no pases tu tiempo libre haciendo más, cambia a otra actividad que te guste pero que no tenga nada que ver con ese tema.

 No cortes de raíz tus hobbies. Igual que debes volver poco a poco a incorporar tus tareas rutinarias, no debes dejar de golpe aquello que te gusta. Es más, es el momento para buscar un hueco y dejar esa actividad durante todo el año para tus ratitos de pausa personal.

Replantea tu actividad diaria

Si sufres de depresión postvacacional cuando el resto del año trabajas en algo que te apasiona es que algo no funciona bien.

Aprovecha ese sentimiento para encontrar dónde está el fallo que te provoca esa sensación e intenta arreglarlo. Estas son algunas de las causas más comunes por las que puede asustarte enfrentarte de nuevo a tu trabajo:

No tengo nada de tiempo para mí en todo el día

Plantéate dedicarte al menos media hora para ti y que sea sagrada, nada debe interrumpirla. Por media hora de 24 horas completas, el mundo no se va a caer porque te ocupes de ti misma.

 

mantener hobbies para evitar depresión postvacacional
Es importante mantener tus hobbies para evitar la depresión postvacacional

Voy corriendo todo el día de un lado para otro

Aprende a priorizar tareas y no intentes hacer todo en el mismo día. Organízate para dedicar cada día a una tarea distinta y poder hacerlas tranquilamente sin necesidad de ir corriendo a todos sitios. Salvo que seas un médico que trabaja en urgencias (y en ese caso dudo mucho que leas esto) nada es tan urgente como para que no pueda esperar al día siguiente (Si te has programado bien claro). Te dejo este enlace que te puede ayudar para aprender a priorizar tareas

Hay actividades dentro de mi emprendimiento que me desagradan

Papeleos, contabilidad, etc, no todos estamos preparados para ello. Si este tipo de actividades tienen un gran peso dentro de tu proyecto, aprende a delegarlas a alguien que pueda ayudarte y así podrás dedicarte a la parte que más te gusta sin caer en problemas.

Debo tratar con gente que no es de mi agrado

No siempre nos relacionamos con gente que nos gusta o nos cae bien, pero al tratarse de tu negocio sí que puedes elegir con que personas colaboras y con qué clientes trabajas.  Si no estás cómoda con alguno de ellos házselo saber, e incluso si es necesario, siguiendo los pasos adecuados, pon punto y final a esa relación. No estás obligada a trabajar con alguien que te hace sentir mal, ¡es una de las ventajas de ser emprendedora!

 

Consejos para la depresión postvacacional de las mamás

Pero algunas además de emprendedoras son mamás, con lo que la cosa se complica todavía más. Si están en edad escolar es hora de volver a llevarlos al colegio, preparar ropas, deberes, pensar en comidas y demás temas ligados a la vuelta al cole

Pero también puede que todavía no tengan edad para ir al cole y nos estrese quedarnos con ellos en casa..¿cómo podemos plantarle cara a estas situaciones?

Me agobia la vuelta al cole de los niños

Para los que van al cole vete haciendo las cosas tranquilamente. Aunque sean tareas que hay que hacer de forma diaria, busca la mejor forma de hacerlas. Una de ellas es acompañada de música. Escoge el estilo que más te gusta para hacer aquellas tareas en que estés tú sola, puede ser un momento de semirelajación, hacerlo mientras bailas un poquito, ¿por qué no? no todo debe ser serio  y aburrido…

El momento de ponernos a hacer los temidos deberes…

Tómate los deberes como un momento en el que tus hijos van a aprender cosas contigo. Será bonito que les enseñes cosas que van a utilizar en un futuro, y que tú estés ahí para ayudarles. Les servirá de refuerzo si hay cosas que no han entendido bien en clase, tienes la oportunidad de ofrecerles otro punto de vista con el que puede que acaben adorando esa asignatura que no les gusta.

Cuidando en casa de los nenes

Si todavía no van al cole y eres de las que prefieres que se queden contigo antes que ir a la guardería tendrás que aprender también a organizarte para que no consuman todo tu tiempo. Aunque estén pegados a ti todo el día, busca la forma para hacer tus cosas ates de que ellos se levanten y una vez en pie, reparte el tiempo para que estén entretenidos contigo a la vez que tú puedes ir haciendo cosas, o intercala salir a la calle con ellos a mitad de la mañana para que no se canses de estar en casa. Con un poco de suerte en la calle juegan mucho y cuando vuelvan se te quedan dormidos…

 

Elimina los síntomas físicos de la depresión postvacacional

Si además de darle vueltas a la cabeza con volver a la rutina diaria ya has pasado a la etapa de síntomas físicos de la depresión postvacacional, sigue los consejos que tienes aquí para encontrarte en mejor salud:

Síntomas digestivos

Ante síntomas digestivos estos irán desapareciendo poco a poco una vez comiences a tranquilizarte. Pero si son especialmente molestos puedes recurrir a loperamida para la diarrea y al agua con limón (que no aquarius) para tu rehidratación. Puedes emplear también el mismo tipo de agua en caso de vómitos.

Dolor de cabeza

Puedes recurrir a unos sencillos hábitos saludables para aliviar dolores de cabeza en casos leves o si son dolores más fuertes recurrir a algún medicamento como ibuprofeno o paracetamol. Si eres más de remedios naturales, puedes también ver aquí algunas plantas medicinales que sirven para aliviar las cefaleas.

Ansiedad

En cuanto a la ansiedad olvida todo en lo que estés pensando en ese momento. Túmbate boca arriba si es posible (o siéntate en su defecto) y concéntrate en tu respiración. Concéntrate en ir haciendo que cada vez sea más lenta. Siente como tus pulmones y tu vientre se van llenando y vaciando de aire hasta que consigas un ritmo de respiración pausado y tranquilo.

Problemas de insomnio

El consejo que te di antes de volver poco a poco a restablecer tus horas de sueño es primordial. Querer hacerlo de golpe en tu estado solo te causará más angustia. Tómate tu tiempo. Además agobiarte por la hora de irte a dormir solo te provocará más estrés y más insomnio, no te preocupes, crear un buen ambiente de relajación antes de irte a dormir puede ayudarte mucho:

  • date una buena ducha relajante con aromas que te gusten
  • nada de aparatos electrónicos antes de irte a la cama, pues la luz de las pantallas alterará más aún tu patrón de sueño
  • fuera bebidas como café o té por la tarde, corres el riesgo de que te espabilen más todavía
  • poco antes de irte a dormir baja todas las persianas de tu habitación. Así cuando entres para acostarte te encontrarás con un ambiente ideal y con todo preparado para dormir.
  • tras cenar reduce la intensidad de la luz de la habitación donde te encuentres, deja la estrictamente suficiente para seguir con la actividad que estés haciendo en ese momento.sSi la habitación tiene una temperatura tirando a fresca es mejor que si hace un poco de calor. Te ayudará a conciliar mejor el sueño.
  • recupera ese libro que tanto te gusta y lee durante un rato. No te fuerces a seguir leyendo por mucho que te guste. Cuando veas que empiezas a parpadear más de lo debido coge tu marcapáginas y ponlo donde te hayas quedado. Mañana podrás seguir disfrutando de otro rato de tranquila lectura.

Espero que estos consejos te sean de ayuda para tu “rentrée” al trabajo.

Cuéntame en los comentarios, ¿qué técnicas sigues tú para volver poco a poco al trabajo tras las vacaciones?

14 consejos para evitar la depresión postvacacional de mamás emprendedoras
Etiquetado en: