¿Cómo tratar la infección de orina de forma natural?

Con la época estival aumentan los casos de infección de orina, que en la mayoría de los casos se debe a una bacteria (Escherichia Coli o E.coli). Así aparecen frecuentemente, entre otras, la sensación de quemazón al orinar o un aumento de la frecuencia de orinación. Para evitar estas molestias, desde Mi Boticaria les explico cómo pueden tratar esta infección de forma natural. Puede usar estas plantas también en la infección de orina durante el embarazo, etapa en la que es muy frecuente que se produzca esta situación.

 El arándano americano (Vaccinium macrocarpon), más de moda por su nombre en inglés, cranberry, es un fruto que fue muy utilizado por las tribus antiguamente para favorecer la cicatrización de heridas y tratar infecciones. Actualmente, el arándano es ampliamente utilizado para aliviar la infección de orina y prevenir recidivas, gracias a que evita la adhesión de las bacterias a las vías urinarias. Además, su alto contenido en vitamina C refuerza el sistema inmune, mejorando nuestras defensas contra la infección. La gran ventaja de este fruto es que lo puede tomar tal cual, en forma de zumo o bien como complemento alimenticio en forma de cápsulas,comprimidos o sobres.

El brezo (Erica cinerea) y la gayuba (Arctostaphylos uva-ursi) son otras dos plantas que se usan de forma complementaria. La flor de brezo posee actividad antiinflamatoria especialmente a nivel de la vejiga, aliviando los dolores causados por la infección. La hoja de gayuba presenta unos compuestos con actividad diurética y otros que tras pasar por nuestro intestino adquieren actividad antibacteriana contra la E.coli. En ambos casos, puede encontrar estas dos plantas en forma de cápsulas.

Para prevenir la infección desde una primera etapa, también puede seguir estos sencillos consejos:

Beber dos litros de líquidos diarios (la historia que estarán ya aburridos de escuchar siempre

pero ya ven que es importante). Este líquido no tiene porque ser solo agua, también puede beberlo en forma de infusiones o zumos.

No retener la orina para evitar que las posibles bacterias existentes en las vías urinarias queden retenidas allí mucho tiempo.

-Mantener una buena higiene usando un jabón de pH neutro y evitando los jabones irritantes.

Quedarse con el bañador mojado mucho tiempo aumenta la posibilidad de infección, por lo que es recomendable cambiarlo por uno seco.