Características de un aceite esencial de calidad

La última vez explicábamos qué son la aromaterapia y los aceites esenciales. Hoy os mostraré qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar estos productos para poder usarlos con total tranquilidad. Como  decíamos, los aceites esenciales (AE) son ricos en compuestos activos que nos ayudarán a aliviar diferentes dolencias. Las plantas pueden variar la fabricación de estos compuestos y su cantidad atendiendo a diversos factores como los nutrientes que posea el terreno en que se encuentra, la cantidad de luz que reciba, la temperatura, etc. Por eso para saber qué contiene exactamente el aceite esencial que compremos, y en consecuencia que efecto nos va a provocar, debemos fijarnos en:

  • que el nombre de la planta venga indicando con sus dos nombres latinos que marcan el género y especie, ya que conocer la planta solo por su nombre común puede ser
    peligroso, un ejemplo es la salvia, si la pedimos así podemos estarnos refiriéndonos
    a Salvia sclarea, con propiedades antiepilépticas o a Salvia officinalis que es abortiva.
  • que aparezca escrito en el envase la palabra quimiotipo (que podemos encontrar abreviado aceite esencialcomo qt). Un aceite esencial vendido como “quimiotipado” quiere decir que se conoce exactamente los productos presentes en ese aceite, ya que se han tenido en cuenta los parámetros mencionados anteriormente de luz, nutrientes y demás con los que la planta ha crecido.Para el romero por ejemplo, podemos encontrar Rosmarinus officinalis qt cineol (empleado como anticatarral) o Rosmarinus officinalis qt alcanfor (usado en contracturas musculares).
  • deben indicar también la parte de la planta empleada, ya que cada parte puede poseer unos compuestos diferentes; en el caso de la canela, el aceite esencial obtenido de su raíz es dañino para el sistema nervioso pero sin embargo el obtenido de sus hojas es
    muy empleado para curar infecciones. Además de estas tres características los laboratorios fabricantes de AE también suelen indicar “aceite 100% puro y natural”, es decir, que no contiene ningún otro tipo de aceite
    salvo el que se indica y que no se le ha añadido ningún otro componente tipo
    conservantes, etc.
    Así teniendo en cuenta estos puntos cuando compremos un AE, sabremos que es un aceite de calidad que conserva todas sus propiedades y que además nos garantiza que ese es el aceite que necesitamos exactamente para la dolencia que queramos tratar. Por eso para
    asegurarnos de comprar este tipo de aceites esenciales, debemos hacerlo en sitios
    adecuados, donde siempre habrá un profesional formado en la materia que nos
    explicará todo lo que necesitemos saber, y que nos garantizará la calidad de
    los aceites que estamos adquiriendo.

Ahora que ya sabéis cómo deben presentaros los aceites esenciales, en la próxima entrada de aromaterapia os explicaré las precauciones a tener en cuenta cuando los utilicemos.

1 Comentario

  1. […] aurantium y la parte que se emplea para la obtención de su aceite esencial son las hojas frescas. (Ver la importancia de conocer el nombre exacto de la planta y la parte empleada). Este aceite esencial nos va a calmar, devolver la energía y nos puede aliviar los síntomas […]

Comentarios cerrados.