Una vez más llega el verano y los consejos por doquier para soportar mejor el calor. Yo la verdad lo llevo bastante mal, cuando era pequeña sí que era mi época favorita del año, por las vacaciones del cole claro, pero ahora me da casi más alergia metafóricamente hablando que la primavera, estación en la que sí que realmente sufro de alergia al polen.

Muchos de los consejos son los mismos que se repiten cada año, pero que le vamos a hacer, el sol sigue siendo el mismo y las medidas que tenemos para estar más cómodos tampoco han cambiado. Pero algunas de ellas sí que se pueden enfocar de otra forma y hacer que te des más cuenta de la importancia de tomar precauciones en la época estival.

No te asustes, al final de todos los puntos tienes una infografía para resumirte todo, ok?

Pues allá vamos!

Consejos generales para soportar el calor en verano

Gafas de sol y sombreros

Protégete de los rayos del Sol y del calor con gorras o camisetas. El hecho de no llevar ninguna protección no significa que vayas a estar más fresquita, al contrario, al llegar directamente a ti los rayos del sol sentirás más aún la temperatura.

Protege también tus ojos con unas gafas de sol de calidad, compradas en una óptica con un experto que te guíe para elegir las que más se adapten a ti. ¿Conoces lo de que al final lo barato sale caro? Pues no dejes que sea tu caso.

Fotoprotección

La fotoprotección es necesaria sea cual sea el sitio donde estés. Es cierto que en la ciudad, el asfalto reflea mucho menos los rayos solares que el agua de la playa, pero para pieles sensibles puede resultar también dañino.

Si estás en el agua, no olvides renovar tu protección cada 2 horas.

Puedes tener más información en este post mío sobre dudas de los protectores solares o en este otro enlace, donde los chicos de Medicadoo te “destripan” un protector solar.

Beber abundante agua

Tu cuerpo siempre necesita agua, aunque no tenga sed. La sed es ya la señal de alerta de que tu organismo  tiene pocas reservas de este líquido, por lo que no hace falta llegar a esa situación, y mucho menos con las altas temperaturas veraniegas.

Cuando bebas, que no sea agua muy fría, ya que aunque al principio te de la sensación de refrescarte mucho, e realidad sentirás sed mucho más pronto la próxima vez. Como curiosidad te diré que los bereberes del desierto para paliar la sed beben té caliente, así aguantan mejor  las temperaturas extremas.

En cuanto al tipo de bebida, que sea siempre en medida de lo posible agua o infusiones, las bebidas azucaradas a la larga también te darán más sed.

Precaución con las comidas sin refrigerar

Cuidado con las comidas fuera de casa y todo lo que lleve huevo crudo. Las mayonesas en este período suelen ser bastante peligrosas si no han estado bien refrigeradas. Pueden ser motivo de infección por Salmonella y hacerte visitar el baño mucho más de lo que tú quisieras por diarreas.

En general, atención con los alimentos perecederos. Si los cocinas tú, acuérdate de refrigerar las sobras en cuanto no esté caliente y no dejes que pase más de 24 o máximo 48 horas en la nevera.

Si son alimentos comprados en el exterior intenta asegurarte que han estado bien refrigerados.

Calidad del agua

Si viajas a lugares donde el agua sea de dudosa calidad opta siempre por agua mineral, incluso para lavar frutas.

Por supuesto, destierra los cubitos de hielo para enfriar una bebida. Mucha gente olvida este detalle del agua con la que están compuestos y acaban con grandes problemas gastrointestinales derivados de ellos.

 

Corrientes de aire

Por mucho calor que tengas, atención con las corrientes de aire, sobre todo las que provienen de aparatos de climatización. Más de una se ha quedado afónica y con dolor de garganta durante el verano por quedarse muy cerca de este tipo de aparatos, ya sean ventiladores, aire acondicionado, etc.

 

Entra despacio al agua

No entres de golpe al agua en la playa o piscina. Tu cuerpo necesita un poco de tiempo para acostumbrarse al cambio de temperatura que existe entre fuera y dentro del agua. Por eso lo mejor es ducharse o entrar despacio tanto en la playa como en la piscina. Si te vas mojando poco a poco la nuca y los brazos a la vez que entras no notarás el cambio tan brusco.

Ropa fresca y ligera

Vístete con tejidos frescos y de colores claros, te ayudarán a reflejar la luz y a disminuir la sensación de calor. Si eres de las de vaquero en verano, por favor, destiérralo hasta el otoño, ya tendrás tiempo de utilizarlo. Aprovecha ahora para tejidos de algodón que son más refrescantes.

 

Mosquitos y protección

Protégete de los mosquitos con un buen repelente. Eso sí, no hace falta matar moscas a cañonazos. Para ir a tu pueblo, no necesitas el mismo protector que si fueras a un país donde hay epidemias de dengue o fiebre amarilla, ya que ambas se transmiten a través de los mosquitos. Con un protector normal vale. Para bebés, si estás embarazada o si eres de piel sensible, puedes probar con la citronela, un repelente natural, seguro y eficaz que te será también de ayuda (claro, para zonas de baja posibilidad de transmisión de las enfermedades mencionadas…). Aquí de nuevo los chicos de Medicadoo te explican algunos de los diferentes repelentes de mosquitos que puedes encontrar en el mercado.

 

Evita las chanclas de dedo

Cuidado con las chanclas de dedo. El pie no está nada sujeto y las suelas no se agarran nada al suelo, por lo que aumentas considerablemente la posibilidad de acabar en el suelo o con alguna torcedura de tobillo. AL tener solamente ese punto de sujeción a tu pie te cuesta mucho más moverlas contigo, como digo yo, no son ellas las que te llevan, eres tú las que tiene que moverlas a ellas.

Por eso es mejor un calzado fresco donde lleves bien sujeto el pie, aunque sea un modelo de sandalia de dedo pero que lleve también tobillera como mínimo para sujetarte mejor.

 

Cuidado con los medicamentos fotosensibilizantes

Aunque esto daría para escribir un post entero, incluso más de uno, sólo te mencionaré lo que realmente nos interesa aquí. Existen medicamentos que al tomarlos de forma más o menos continuada, hacen que tu piel sea más sensible a los rayos solares, por lo que puede provocarte unas manchas similares a las que les ocurren a muchas mujeres durante el embarazo, y que son difíciles después de que desaparezcan. Si tomas alguno de esos medicamentos, lo mejor es utilizar una fotoprotección alta (+50) para asegurarte del buen estado de tu piel.

Algunos de los medicamentos fotosensibilizantes más corrientes son:

  • antiinflamatorios como ibuprofeno o diclofenaco
  • antulcerosos como omeprazol o ranitidina.
  • anticonceptivos como estradiol o levonorgestrel
  • Las estatinas que disminuyen el colesterol, antihipertensivos como enalapril o antidepresivos como la fluoxetina.

Puedes ver una lista más exhaustiva en este documento del servicio vasco de salud

 

Evita las comidas pesadas

 Las comidas muy pesadas necesitan mucho más tiempo para ser digeridas, y aunque la mayoría de las veces no se nota, nos generan más calor y más sensación de sopor. Es un buen momento para introducir más frutas y verduras en tu dieta que te ayuden a resfrecarte y hacerte con los nutrientes que tu cuero necesita para desempeñar sus actividades.

Si no se te ocurre qué recetas puedes preparar, te dejo aquí el blog de 24 zanahorias, una nutricionista que prepara unos platos riquísimos, ligeros, y para mi gusto, los presenta con unas fotografías geniales.

 

12 consejos para un verano en buena salud

 

Consejos de verano para mamás emprendedoras

Hasta aquí unos consejos generales que puede seguir todo el mundo, pero tú como mamá emprendedora necesitarás algún cuidado especial, sobre todo de cara a tu desconexión para afrontar el resto del año, por eso te doy alguna idea de cara a tu salud mental – emocional.

Di hasta luego a todos tus aparatos electrónicos

Ordenadores, teléfonos, tabletas, pueden pasar a un segundo y tercer plano durante algunos días (salvo que uses la tableta para leer ebooks claro, pero eso sí, que sean de ocio, nada de trabajo ;).  Olvidarte de tu trabajo durante ese pequeño período no va a cambiar nada de tu proyecto y a ti te dará tranquilidad.

Llévate contigo el libro que tanto te gusta

O bien tu favorito, o bien alguno que hayas comprado durante el año y por falta de tiempo no has podido leerlo. Aprovecha la época estival para retomar tu afición lectora.

Baño relajante, momento para ti

Si te quedas en casa aprovecha para un baño relajante a puerta cerrada sin que nadie te moleste. Con esto me refiero a que oigas lo que oigas fuera, tú no estás, buscar unos calcetines puede esperar y saber el menú para la cena también. Tú, el agua, la espuma, y el silencio en tu cabeza, nada más.

Prioriza tu descanso

Si eres de las que se va a la casa del pueblo, chalet o similares lo más posible es que acabes haciendo allí lo mismo que haces durante el año en tu residencia habitual.

Igual que has hecho en el trabajo, aprende a dar prioridad a las cosas que son realmente importantes y el resto ya se harán. Por una vez y sin que sirva de precedente, te invito a procastinar.

Las tareas que tengas que hacer intenta juntarlas todas en el día o repártelas de forma inteligente, para que al final del día no te dé la sensación de que te has pasado el día haciendo cosas y no has descansado nada.

 Consejos para mamás emprendedoras en vacaciones de verano

Consejos especiales para el verano en el caso de embarazadas, niños y personas mayores

Pero en tu categoría de mamá tienes nenes a tu cargo, y seguro que también alguna persona mayor.

Por eso te dejo aquí algunas infografías especializadas que he encontrado en internet para diferentes sectores de la población, y que pueden ser útiles tanto para ti como para los miembros de tu familia

Espero que estos consejos te sean de ayuda para pasar un verano lo más “fresquita” posible y sobre todo, que descanses lo máximo que puedas para afrontar la vuelta de septiembr.

¿Hay alguna otra medida que utilizas para protegerte del calor?Cuéntamelo en los comentarios!

Consejos para un verano en buena salud
¿Quieres ser un personaje activo en el cuidado de tu salud?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies